¿Qué es el fieltro?

El fieltro de lana es un material no tejido compuesto de fibras que se entrelazan y enredan. Hay dos maneras de hacer fieltro a mano, el húmedo (wet felting) y el seco (needle felting) o fieltrado con agujas.


La capacidad de lana de convertirse en fieltro se debe a su composición, las fibras están cubiertas con escamas microscópicas que se enganchan y enredan entre si.

El proceso del fieltrado húmedo consiste en agitar la lana húmeda hasta que las escamas se enganchen, la humedad hace que las escamas se dilaten y el calor y el jabón aceleran el proceso. Las fibras que se conocen como lana proceden de ovejas, cabras, conejo, llamas, alpacas y camellos.


En el siglo XIX, la revolución industrial trae un invento, una máquina para fieltrar. Cientos de agujas con muescas pinchan repetidamente la lana cardada, estas agujas son la que seguimos utilizando para hacer el fieltro en seco a mano.